El entorno

S ant Antoni de Calonge es un pueblo que creció a partir de unas cuantas casas de pescadores. En Marakasa nos hallamos en segunda línea de mar, a unos dos minutos de la hermosa bahía de Sant Antonio y Palamós, con playas de aguas cristalinas que se extienden a lo largo de unos nueve kilómetros. Paralelo al mar se halla el magnífico paseo de Sant Antoni, que enlaza, hacia la izquierda, con el paseo de Palamós y te lleva al corazón mismo de uno de los principales puertos pesqueros del país. Ahí puedes visitar la subasta del pescado y empaparte del auténtico ambiente marinero de la Costa Brava. Por la derecha, el paseo te lleva hacia Torre Valentina y las recónditas calas típicas de esta costa.

 Por detrás de Marakasa, se halla la plana y el pueblo medieval de Calonge, por donde pasear a pie o en bici. En nada la plana comienza a alzarse hacia el increíble parque natural de Les Gavarres, donde puedes perderte por el macizo montañoso de enmarañado bosque de encinas, alcornoques y algún pino perdido. Y si no quieres perderte, hay rutas señalizadas para pasear o conducir a diferentes lugares, por ejemplo, Fitor, una ermita románica que surge de forma inesperada en un prado en medio de la frondosidad del bosque.

 Hay muchos más lugares cercanos que puedes visitar, y muchas actividades a las que apuntarte. Para todo eso, aquí tienes unos cuantos enlaces:

http://www.gavarres.cat/

 {en construcción}

 Además, si queréis fiesta o ir de shopping, Playa de Aro, está a tan sólo unos 4 kilómetros, y hay servicios de taxis i bus, incluso un bus nocturno durante todo el verano.